HVG Germany: Hopfen


1975 bis 2003
Una posición tan fuerte en los acontecimientos del mercado de lúpulo no sólo trajo consigo un ánimo positivo. Sobre todo su significado dentro del orden del mercado de la CEE creó mucho ruido. Así por ejemplo, se quejó Hermann Schlicker en la reunión de los representantes de 1978, de haber escuchado los insultos de “alcista, monopolista y comunista del lúpulo”.
Esta año de cosecha se convertiría, en varios sentidos, en una “año caliente“ para la HVG. No sólo porque a principios de noviembre se desencadenó un fuego en el secadero que no sólo destruyó este secadero sino también los 80 medios quintales métricos allí almacenados. Así anunció la ejecutiva de la HVG, en la siguiente reunión de representantes, la resolución de no pagar a sus miembros las subvenciones para el año 1978. Con esta cantidad destinada para las medidas de estabilización del mercado se quería participar en una empresa de elaboración de lúpulo y con el resto construir un pool de lúpulo según el modelo americano. Que esta decisión haya suscitado la discusión en la reunión era previsible. “En la calle, los cultivadores de lúpulo,“ se convirtieron en una “gran oposición“. En la siguiente reunión extraordinaria votó la mayoría de los representantes en contra de esta resolución y a favor de adjudicar la mitad de las subvenciones. Pero cuando un año más tarde se volvió a tratar el tema de retener las subvenciones, tal como confirman los informes, se respiraba “otro clima”. La mayoría votó a favor de la retención de las subvenciones.
Así en el verano de 1982 se pudo fundar la “HVG Hallertau Holding de responsabilidad limitada“ (HVG Hallertau Beteiligungsgesellschaft mit beschränkter Haftung), con sede en Wolnzach, (gerente: Hermann Schlicker). Su única tarea era la “participación en empresas de elaboración de lúpulo“. Inmediatamente después participó la HVG en la empresa de perfeccionamiento de lúpulo HVG Barth, Raiser & Co en St. Johann y en Wolnzach.
Para solucionar cuestiones como la administración de las subvenciones hubo en los siguientes años discusiones acaloradas en la HVG. Pero no sólo la situación cada vez más tensa en el mercado de lúpulo y en el mercado cervecero llevó a un acercamiento de los cultivadores. Esto se hizo notar en los dos últimos grandes pasos de la HVG, cuando en el cambio de milenio, la HVG asimiló las cooperativas regionales como las de Elbe-Saale (2000), Jura (2001) o Tettnang (2001), quienes a partir de entonces firmarán con el nombre “HVG Cooperativa de Explotación de Lúpulo, cooperativa registrada” (HVG Hopfenverwertungsgenossenschaft e.G). Con la excepción de los cultivadores de lúpulo de la región de Spalt, todos los cultivadores alemanes de lúpulo son hoy en día miembros de la “HVG Hopfenverwertungsgenossenschaft e.G.” de Wolnzach.
En el verano del 2003, la HVG podrá instalarse en el nuevo edificio administrativo en Wolnzach. La directa vecindad con la Asociación Alemana de Cultivadores de Lúpulo y de Hallertau, con la Oficina Federal de Agricultura de Baviera para la consulta de lúpulo, así como con el Museo de Lúpulo recién construido, simbolizan de manera especial la posición de la HVG como cliente comerciante y comercio de lúpulo cercano al producto, una posición que ya tiene medio siglo de antigüedad. El 6 de Octubre de 2003 se celebra el quincuagésimo aniversario de la HVG.