Imprimir

 

El lúpulo en umbela prensado en fardos se puede identificar como el primer „producto de lúpulo“ que salió al mercado. Con el fuerte prensado se logró reducir el volumen del lúpulo en umbela a la mitad. Los fardos prensados son cuadrados o cilíndricos. Un fardo cuadrado de 170 kg tiene por lo general las medidas: 0,52m x 0,74m x1,48m, lo cual corresponde a un peso específico de aproximadamente 300 Kg/m3 – el doble de densidad comparado con el lúpulo al natural suministrado por los cultivadores.

Anteriormente se trataba el lúpulo con azufre en el horno de secado antes de empacarlo. El dióxido sulfúrico que surgía al sulfatar el lúpulo, hacía éste más duradero y su color de un verde intenso. Este proceso, el cual aún hoy es común para las especias, ya no se utiliza más en Alemania desde finales de los años 80. Solo pocas productoras de cerveza trabajan todavía con fardos de lúpulo prensado.

En la Planta procesadora HVG en Mainburg se empaqueta el lúpulo tanto en fardos prensados (ballots) como en los prácticos empaques al vacío, llamados "Vacupacks". En Alemania, los vacupacks son un producto exclusivo de la HVG. Estos pesan 5 kg y contienen tanto lúpulo en umbela como lúpulo en polvo empacado al vacío y sellado. Esta forma de empaque reduce no solo el volumen del lúpulo, también lo proteje de daños producidos por el oxígeno.

Los VACUPACKS son ideales para las productoras de cerveza, puesto que estas, a pesar de la variedad existente de diversos productos de lúpulo, no quieren renunciar a la utilización del lúpulo en umbela.